DE BUENA FUENTE; Columna -Opinión

Si alguien tenia que hacer memoria en la plenaria de los diputados federales del PRI fue Gustavo Cárdenas Monroy al abordar dos temas por demás importantes para iniciar este día el
segundo periodo ordinario de sesiones en San Lázaro.

En su alocución durante la ponencia de Jorge Alcocer, el diputado de Atlacomulco refirió al PRI como el gran reformador de México en materia político-electoral impulsando reformas de fondo como la de 1996, aún teniendo la gran mayoría legislativa con 298 diputados.

Sin embargo, en la ética política del tricolor, pudo más la democratización del país, aunque eso significara la competencia ya que de la reforma del 96 nació el Tribunal Electoral de la Federación. Pues en el PRI, como dijo Luis Donaldo Colosio: “No hay que temerle a la competencia política, a lo que hay que temerle es a la incompetencia política”.

En esta Tercera Reunión Plenaria del Grupo Parlamentario del #PRI, encabezada por el Diputado Rubén Moreira Valdéz y por el Coordinador de la bancada y Dirigente Nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, también se planteó otro gran tema que se viene en el análisis camaral como la reforma eléctrica.

Aquí Cárdenas Monroy recordó la reforma del 2013 y fijo posición respecto a la patética iniciativa del ejecutivo que está sustentada en el odio, el rencor y el resentimiento.

En ese sentido se pronunció en favor de no hacer de una reforma constitucional, la herramienta para que el Gobierno haga un monopolio estatal. Comentó que hay que revisar temas como el de la conducción y la competencia con el fin de proveerle a los mexicanos energía limpia, constante, de calidad, barata y suficiente.

Además de buscar la salvaguarda de los contratos y la inversión en la materia, pues de otra forma, el país tendría que pagar un costo que no sólo sería económico. Hay que ver los alcances de la ley secundaria pues no todo está escrito en piedra.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario